Plaza de Toros y Museo Taurino

plazatorosaranjuez

Plaza de Toros construida en 1796 sobre la anterior, que databa de 1760 por orden de Carlos IV, fue inaugurada por este y su esposa, María Luisa de Parma, el 14 de Mayo de 1797.

En 1809 fue destruida por un incendio, y reconstruida en 1829 por Fernando VII, que la cedió al Ayuntamiento. Cuando se construyó, su capacidad era de 9000 espectadores y la población, según el censo de Godoy, era de 4226 personas. Se encuentra al final de la calle de Almíbar, donde se ubica la puerta grande.

Hay doce puertas de entrada al público que se comunican con el interior por medio de diez escaleras y tres galerías. Los Reyes tenían su propia puerta de acceso y su escalera privada que lleva directamente al Palco Real. Es una de las pocas plazas de toros del siglo XVIII que siguen en pie y uso, compartiendo ese privilegio con cosos tan importantes como la Maestranza de Sevilla o la plaza de Ronda, convirtiéndose así en un Monumento Histórico y Artístico de más de 200 años.

Su ruedo es uno de los más grandes España y por él han pasado las máximas figuras del toreo.

Hoy en día, la Plaza de Toros de Aranjuez acoge en su interior el Museo Taurino que permite realizar un recorrido por el interior del edificio, además de observar diversas prendas, utensilios y carteles de importantes maestros del toreo.

  

INFORMACIÓN MONUMENTOS

Oficina de Turismo de Aranjuez: Teléfono  91.891.04.27   

Importante: Las entradas al Museo Taurino se realizan de forma concertada.