La Casa del Labrador

Construido por petición de Carlos IV, en este palacete se conserva uno de los conjuntos neoclásicos más importantes de Europa. Trece años duró la obra en la que intervinieron Juan de Villanueva y su ayudante Isidro González Velázquez. En una primera fase de construcción solo se levantó una nave central, hasta que en 1800 se añadieron dos alas al edificio principal.

Vista de La Casa del Labrador en Aranjuez, tomada dentro del Jardín del Prícipe

Vista de La Casa del Labrador en Aranjuez, tomada dentro del Jardín del Prícipe

En su interior guarda algunas de las ornamentaciones más bellas de la época: bóvedas al temple, lámparas cristalinas, colgaduras de seda valenciana, lienzos, relojes, bronces, mármoles y soleras de porcelana del Buen Retiro. El encargado de decorar interiormente la Casa del Labrador fue Jean-Démosthène Dugourc. La Sala de Billar, el Salón de Baile o el Salón de María Luisa son algunas de las habitaciones más destacables, aunque todo en este palacio es digno de admirar.

Dos vistas de la Casita del Labrador, palacete de recreo de los reyes
Entrada principal de la Casita del Labrador, situada dentro del Jardín del Príncipe

Entrada principal de la Casita del Labrador, situada dentro del Jardín del Príncipe

INFORMACIÓN MONUMENTOS

Palacio Real: Teléfono  91.891.07.40   Fax  91.892.15.32

Importante: Las entradas para visitar los tres museos se adquieren en las taquillas del Palacio Real o a través de su página web.

Ver: Comprar Entradas al Palacio Real