Iglesia de San Antonio

Iglesia de San Antonio de Aranjuez

Pórtico de la Iglesia de San Antonio en Aranjuez

Este conjunto arquitectónico tiene origen en un oratorio que Felipe IV mandó habilitar de forma provisional puesto que la capilla del Palacio Real se quedaba pequeña.

Sin embargo, fue Fernando VI quien mandó construir una capilla dedicada a San Antonio de Padua.

La construcción de esta iglesia se finalizó bajo el reinado de Carlos III, por lo que podemos observar una gran variedad de estilos en ella, aunque la influencia predominantemente italiana la podemos apreciar en su planta circular centralizada, destacada por su cúpula.

El proyecto fue de Isidro González Velázquez y Santiago Bonavía en el siglo XVIII.

En 1767, después de fallecer Bonavía y Juan Marquet fue el responsable de construir las galerías de arcos que unen a través de soportales a la Iglesia de San Antonio con la Casa de Infantes por un lado y la Casa de Caballeros y Oficios, por otro.

Durante la Guerra de Independencia esta iglesia fue utilizada como cuartel militar por las tropas napoleónicas.